¿Cómo ganarse la confianza de los clientes?

A pesar de no tener ventas

El primer paso es contar con una tienda en línea; ahora, el dilema es cómo ganarse la confianza de los clientes y lograr que compren tus productos directamente a través de tú página… Sigue leyendo y encontrarás útiles recomendaciones.

Desde hace tiempo quería abordar este tema porque es una pregunta recurrente en los cursos que imparto… ¿Cómo me gano la confianza de los clientes si en mi nueva tienda en línea aún no hay comentarios ni reseñas positivas? Es una duda legítima e importante de resolver porque con la confianza vienen las ventas, no tengo ninguna duda de ello.

  1. Resalta el lado humano de tu marca

Cuando desarrolles tu e-commerce, asegúrate de incluir un apartado sobre “Nosotros”, “Acerca de” o “Quiénes somos”, que tenga fotos y semblanzas del equipo de trabajo; es decir, ponle cara a tu compañía. Existen mayores posibilidades de que la gente se acerque a ella sabiendo que hay personas con rostros, nombres y trayectorias que la respaldan.

Esta estrategia te permitirá superar el escepticismo de los usuarios y agregar autenticidad y credibilidad a tu marca, estableciendo una conexión emocional entre ellos y tú.

  1. El contenido habla por ti

Crear y publicar contenido actualizado en tu tienda en línea es una excelente oportunidad para conectar con los compradores potenciales. Digamos que es una manera de presentarte ante ellos, mostrarles tus intereses y darle vida a tu página, lo cual siempre es buena señal.

La mejor manera de hacerlo es a través de blogs con temas coyunturales y de relevancia general asociados con el giro de tu negocio. Recuerda acompañar el texto (siempre muy bien redactado) con imágenes atractivas que enriquezcan y den personalidad a tu página.

  1. La seguridad de tus clientes es tu seguridad

Aunque los dos primeros pasos son muy relevantes, aún no son suficientes para lograr que el cliente introduzca datos confidenciales en tu tienda en línea como nombre completo, domicilio y, sobre todo, información de su tarjeta de crédito.

En este punto, quiero hacer énfasis en la importancia de incluir aplicaciones y candados cibernéticos que refuercen y garanticen la seguridad de tu sitio web; muchas de estos te ofrecen insignias o sellos fáciles de reconocer. Nadie quiere sentir que su integridad es vulnerable.

Ofrecer múltiples opciones de pago es otra forma de lograr que los consumidores se sientan un poco más cómodos al comprar; algunos simplemente prefieren ciertos métodos de pago sobre otros.

  1. Política de devoluciones

Comprobar que tienes una buena política de devoluciones es una herramienta infalible para ganarte la confianza de los compradores, ya que es reflejo de un servicio al cliente impecable. Es también muestra de que confías en la calidad de los productos y/o servicios que vendes y que no tienes ningún inconveniente en hacer reembolsos si fuera necesario.

Un tip: si ofreces devoluciones gratuitas dentro de los primeros 30 días, la gente estará mucho más dispuesta a comprarte.

  1. Comunicación directa e instantánea

Si los clientes saben que pueden hablar contigo (o con un representante de tu marca) en cualquier momento tendrán más confianza en ti. Mi sugerencia es que establezcas varios canales de comunicación como: formulario de contacto, número telefónico y chat en vivo; sin olvidar, por supuesto, las redes sociales que siempre deben estar activas.

  1. Descripción de tus productos

Cuanto más sepan los clientes sobre lo que están a punto de comprar, es más probable que sigan adelante y lo hagan. En ese sentido, sé muy claro al especificar —sobre tu producto—: medidas, peso, ingredientes, colores disponibles, material de fabricación, información de garantía, tiempo de entrega, características individuales, etcétera.

También ayuda tener tantas imágenes y videos como sea posible para demostrar la calidad del producto y cómo se puede usar.

  1. Regala muestras

Las muestras de productos pueden generar interés en tu negocio e inspirar confianza, eliminando riesgos posibles. Ofrecer a clientes cuidadosamente seleccionados la oportunidad de probar antes de comprar es una gran estrategia.

Sé que la situación es muy complicada y que es raro que recomiende “regalar el trabajo”, pero si lo planeas cuidadosamente no tiene por qué implicar grandes gastos o un golpe a tu economía. A cambio sólo deberás pedirles que te regalen una reseña directamente en tu tienda en línea.

  1. Sección de preguntas frecuentes

Como verás, una tienda en línea es más que un catálogo digital; es una página sólida y robusta en la que abunda información. Parte de esta son las preguntas frecuentes que te permitirán ir un paso adelante de tus futuros clientes y resolver, con anticipación, las posibles dudas o problemas que puedan surgir.

Esta es otra forma para que los usuarios se familiaricen más con tu marca y se sientan cómodos al comprarla. Desarrolla preguntas apegadas a la realidad que sean útiles.

  1. Que todo mundo opine

El último punto es muy importante, ya que tu tienda en línea no se trata sobre lo que a ti te gusta… Debe tratarse de lo que le gusta a los demás, a tus clientes potenciales; por ello, te sugiero hacer cuantas pruebas sean necesarias: en computadora de escritorio y en teléfonos inteligentes.

Además pregunta a gente de tu confianza qué opina, si le parece un sitio amigable e intuitivo y, sobre todo, confiable.

Aprovecha esta parte final para revisar la ortografía, confirmar que no existan links rotos, que las imágenes tengan la nitidez necesaria y cualquier otro detalle.

La labor es mucha e implica más tiempo del que nos gustaría, pero te puedo asegurar que los resultados son por demás satisfactorios… Hazlo ahora y disfruta los beneficios de tu esfuerzo.

Deja una respuesta